Tornar a pàgina principal
_____Documentos

 

 

Traducción no oficial del documento original hecha por la ARMHC

VIGÉSIMO PRIMERA SESIÓN PLENARIA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS
9 de febrero de 1946

Resolución 32 (I)
Relaciones de los Miembros de las Naciones Unidas con España.

1. La Asamblea General recuerda que la conferencia de San Francisco adoptó una resolución según la cual, el párrafo 2, del artículo 4, del capítulo II de la Carta de las Naciones Unidas: "no será de aplicación a los estados, cuyos regímenes se hubieran instalado con el apoyo de las fuerzas armadas de países que lucharon contra las Naciones Unidas, durante el tiempo en que los mismos permanezcan en el poder."

2. La Asamblea General recuerda que en la Conferencia de Potsdam los gobiernos del Reino Unido, de los Estados Unidos de América y de la Unión Soviética declararon que no respaldarían la solicitud de admisión a las Naciones Unidas del gobierno español "el cual se fundó con el apoyo de las potencias del Eje y no posee, considerando sus orígenes, su naturaleza, su historial y su íntima asociación con los estados agresores, las condiciones necesarias para su admisión."

3. La Asamblea General, al aprobar estas dos declaraciones, recomienda a los miembros de las Naciones Unidas su deber de actuar, en sus relaciones futuras con España, de acuerdo con la letra y el espíritu de las mismas.

Vigésimo primera sesión plenaria, 9 de febrero de 1946

 

QUINCUAGÉSIMA SESION PLENARIA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS
12 de diciembre de 1946


Resolución 39 (I)
Relaciones de los Miembros de las Naciones Unidas con España

Los pueblos de las Naciones Unidas, en San Francisco, Potsdam y Londres condenaron el régimen de Franco en España y decidieron que, en tanto éste permaneciera en el poder, España no podría ser admitida en las Naciones Unidas.

La Asamblea General, en su resolución de 9 de febrero de 1946, recomendó a los miem-
bros de las Naciones Unidas que actuaran de acuerdo con el espíritu y la letra de las declaraciones de San Francisco y de Potsdam.

Los pueblos de las Naciones Unidas garantizan, al pueblo español, su simpatía constante y su acogida calurosa cuando las circunstancias hagan posible su admisión.

La Asamblea General recuerda que, durante los meses de mayo y junio de 1946, el Consejo de Seguridad realizó un estudio acerca de otras posibles acciones a realizar por las Naciones Unidas. El sub-comité del Consejo de Seguridad responsable del estudio concluyó de forma unánime:

"a) Por su origen, su naturaleza, su estructura y su comportamiento general, el régimen franquista es un régimen fascista, a imagen y semejanza de la Alemania nazi de Hitler y de la Italia fascista de Mussolini. Su establecimiento fue posible, en gran parte, gracias al apoyo de éstos regímenes a la sublevación franquista.

"b) Durante la larga lucha de las Naciones Unidas contra Hitler y Mussolini, Franco, a pesar de las reiteradas protestas de los Aliados, otorgó una ayuda muy importante a las potencias enemigas. En primer lugar, y a modo de ejemplo, desde 1941 hasta 1945, la División Azul de infantería, la Legión española de voluntarios y el Escuadrón aéreo Salvador lucharon contra la Rusia Soviética en el frente de Europa oriental. En segundo lugar, en verano de 1940, España se apoderó de Tánger violando el estatuto internacional de esta ciudad. Además, el mantenimiento por parte de España de un numeroso ejército, en la zona colonizada de Marruecos, provocó la inmovilización, en el norte de África, de un considerable grupo de tropas aliadas.

"c) Evidencias documentales irrefutables demuestran que Franco participó, junto con Hitler y Mussolini, en la conspiración destinada a provocar la guerra contra los países que, durante la guerra mundial, se asociaron bajo el nombre de Naciones Unidas. El aplazamiento de la plena beligerancia de Franco hasta un momento a determinar de común acuerdo, formaba parte de los planes de la conspiración."

La Asamblea General,
En el convencimiento de que el gobierno fascista de Franco en España, impuesto por la
fuerza al pueblo español (con la ayuda de las potencias del eje, a las cuales brindó asistencia material durante la guerra), no representa a dicho pueblo y hace imposible, mientras permanezca en el poder, la participación de España en los asuntos internacionales junto a los demás pueblos de las Naciones Unidas;

Recomienda que se impida al gobierno franquista de España adherirse a las instituciones internacionales establecidas por las Naciones Unidas o relacionadas con esta organización, así como participar en conferencias u otras actividades promovidas las mismas, hasta que se constituya en España un gobierno nuevo y aceptable.

La Asamblea General,
Deseando además garantizar la participación de todos los pueblos amantes de la paz, incluido el español, en la comunidad de naciones,

Recomienda que, si en un plazo razonable, no se establece en España un gobierno basado en el consentimiento ciudadano, y comprometido:
- con el respeto a la libertad de expresión, de religión y de reunión, y
- a organizar sin demora elecciones en las cuales el pueblo español, libre de presiones e intimidaciones y al margen de los partidos, pueda expresar su voluntad,
el Consejo de Seguridad considere las medidas necesarias a tomar para resolver esta situación;

Recomienda a todos los miembros de las Naciones Unidas, la retirada inmediata de Madrid de sus embajadores y ministros plenipotenciarios, allí acreditados.

La Asamblea General recomienda, además, a los Estados Miembros de la organización que informen al Secretario General y a la próxima Asamblea de las medidas adoptadas en orden al cumplimiento de esta recomendación.

Quincuagésima novena sesión plenaria, 12 de diciembre de 1946.

Tornar a pàgina principal