Tornar a pàgina principal
_____Articles

 

Enseñanza republicana vs enseñanza franquista: la represión del magisterio
Salomó Marquès (Universidad de Girona)

 

Introducción
A la hora de hablar de la enseñanza republicana hemos de distinguir como mínimo, dos periodos bien diferentes: el de la República en paz y los años de la República en guerra. La política escolar y educativa que se llevó a cabo tanto en Cataluña como en el Estado español en estas dos etapas republicanas fueron radicalmente diferentes.

Es cierto que, incluso, en la época de paz, antes del estallido de la Guerra Civil también podemos distinguir diferentes etapas. Así los primeros años republicanos no tiene nada que ver, desde el punto de vista escolar, con el bienio negro cuando los gobiernos de derechas frenan muchas iniciativas renovadoras que la República quería llevar a termino para transformar la sociedad. Y lo quería hacer mediante una actuación en profundidad a favor de la escuela publica y de la política escolar en general.

Respecto a la realidad escolar en Cataluña a principios de la época republicana hemos de tener presente que, además de la red de escuelas estatales, hay otra instancia de gobierno -la Generalidad- que también desarrollara su política en el campo educativo y escolar. Con el Estatuto d'Autonomía aprobado por las Cortes españolas el gobierno catalán podrá crear centros escolares con el dinero de su propio presupuesto. "Podrá crear con "sus" propios caudales, dos limitaciones bien significativas. De todas formas a pesar de estas limitaciones la obra educativa de la Generalidad será lo suficiente importante, sobretodo en Barcelona.

Además, hemos de tener presente que el Ayuntamiento de Barcelona tiene sus propias escuelas y, a través de la obra del Patronato Escolar, llevara a termino una eficaz y bien planificada acción a favor de las escuelas municipales. La acción del Patronato Escolar de Barcelona conseguirá aglutinar un colectivo bien dispuesto, bien formado y con plena dedicación a la escuela. Una dedicación que no se limitara solo a las actividades normales escolares, sino que se ampliara a las colonias escuelas, los baños de mar...con una atención a colectivos mas necesitados.

Si a estas escuelas les añadimos la extensa red de escuelas congregacionistas, masculinas y femeninas, así como la de las academias privadas y las escuelas racionalistas, muchas de las cuales estaban bajo la tutela de los Ateneos, etc. Nos podemos hacer una idea de la pluralidad escolar presente en Cataluña durante la época republicana. Una pluralidad que no privaba que hubiese una tasa de analfabetismo muy alta.

Esta realidad escolar plural la podemos agrupar en diferentes parámetros, como pueden ser, por ejemplo, los económicos y así podríamos hablar de escuelas negocio y de escuelas con una visión más social; de escuelas para los hijos de la burguesía y de escuelas de barriada, etc.; desde el punto de vista ideológico podríamos hablar de escuelas confesionales católicas, de escuelas laicas y racionalistas militantes, de escuelas estatales, etc.; desde el punto de vista metodológico podríamos distinguir las escuelas renovadoras en la línea de la Escuela Nueva; las escuelas alternativas; las escuelas tradicionales, etc.


La escuela republicana
Esta claro que con el advenimiento de la República se comenzó a implantar, no sin esfuerzo, el modelo republicano de escuela. Un modelo que es innovador y remodelador pero de ninguna forma revolucionario. Para hablar de revolución en el terreno escolar tendremos que esperar, en Cataluña, las propuestas del Consejo de la Escuela Nueva Unificada (CENU) ya en julio de 1936, cuando la Guerra Civil es un hecho. La obra educativa y escolar de los gobiernos republicanos y de los de la Generalidad no comportaran una ruptura total con el modelo educativo de la monarquía al menos en la etapa de la República en paz. Se procurara establecer un modelo educativo liberal y democrático. Con la instauración del CENU, en Julio de 1936, si que podemos hablar de ruptura; del paso de una enseñanza renovadora a una enseñanza revolucionaria. Ya lo veremos.

Con la llegada de la República hemos de hablar del establecimiento de un modelo republicano de escuela en consonancia con los nuevos valores emergentes. El Estado ejercerá la responsabilidad que tiene en el campo de la enseñanza. Se querrá establecer un sistema educativo unificado. Modelo que provocara tensiones políticas, tensiones en la sociedad y en el interior del propio magisterio; este nuevo modelo tendrá la oposición de los sectores mas conservadores y reaccionarios tanto de la sociedad como del propio magisterio. Intentar establecer una escuela laica (supresión de la obligatoriedad de la enseñanza de la religión; reconocimiento de la libertad religiosa como respeto de la conciencia de los niños y de los maestros), por ejemplo, no será nada fácil; tampoco lo será conseguir introducir la coeducación en las aulas. Mas fácil será el tema de la incorporación de la lengua catalana en las escuelas de Cataluña después de la promulgación del decreto de bilingüismo el mes de abril de 1931.

En Cataluña desde el punto de vista educativo se establecerán dos autoridades: la del gobierno central y la de la Generalidad para las escuelas que cree el gobierno catalán. Los parlamentarios catalanes, en el Proyecto de Estatuto del año 1931, manifiestan:

Corresponderá a la Generalidad de Cataluña la legislación exclusiva y la ejecución directa en las funciones siguientes: a) la enseñanza en todos sus grados y ordenes, y los servicios de Instrucción Publica, Bellas artes, Museos, Archivos, Bibliotecas y Conservación de monumentos, etc.

Como pasa a menudo una cosa es el proyecto y otra, bien diferente, es el documento final aprobado, fruto de la discusión y negociación política. El texto que finalmente se aprobará en las Cortes de Madrid será el siguiente:

La Generalidad de Cataluña podrá crear y sostener los centros de enseñanza, en todos los grados y ordenes que crea oportunos, siempre de acuerdo como lo que dispone el articulo 50 de la Constitución con independencia de las instituciones docentes y culturales del estado y con los recursos de la Hacienda de la Generalidad, dotada por este Estatuto.

De esta manera en nuestra casa se establecía una doble enseñanza que, dejando aparte la calidad de la misma, en muchos casos provoco tensiones y divisiones entre los propios enseñantes. Hay que reconocer que sin ser la situación deseada, en el actual Estatuto, las competencias son mucho mas claras y completas.

La dimensión social del magisterio y la capacidad de transformación de la sociedad a través de la educación serán aspectos prioritarios entre el magisterio republicano mas comprometido, Así lo recuerda años mas tarde Joseph Donjó, maestro de Darnius, una vez ha vuelto del exilio:

Por su misma profesión, el maestro, como el medico, esta en contacto permanente con todas las chacras sociales, visibles a través de los niños que van a la escuela; ve de cerca el panorama de la miseria humana, y tiene la misión de contribuir, en la medida de sus fuerzas, a trabajar por su desaparición. Por todo esto, no puede quedarse indiferente ni permanecer al margen de los movimientos sociales de renovación y de progreso, sino que ha de ayudar a remover las inquietudes de las grandes masas de la población trabajadora, creadora de la riqueza social, y trabajar en pro de su mejoramiento en la sociedad. Si no lo hace de esta manera, si se separa del pueblo o se inhibe de sus luchas, quieras o no se convierte en cómplice de sus opresores y ayuda indirectamente
-muchos maestros lo hacen directamente- al triunfo de los enemigos de la población trabajadora. El maestro que ha salido del pueblo se ha de confundir, no lo ha de abandonar ni ha de renegar de sus orígenes.

Los sectores mas conservadores de la sociedad y del magisterio así como los representantes de los colegios congregacionistas, muy dispersados por toda Cataluña, serán bien activos en la hora de impedir o de frenar cualquier cambio que perjudique sus intereses. En el obispado de Gerona la presencia de la escuela congregacionista es mucho mas numerosa tanto por el numero de congregaciones (masculinas y femeninas) como por el numero de poblaciones donde estas tienen colegios. En la capital de la provincia en vísperas de la Guerra civil la escolarización se distribuye de la siguiente manera: escuelas públicas 1.458 niños; Casa d'Asistencia 237; Ateneo Social y democrático 110; Colegios Mutuales (escuelas congregacionistas) 2.035; representa el 53% del total de niños escolarizados.

Respecto a la enseñanza secundaria y a la formación del profesorado hemos de tener presente la obra del Instituto-Escuela así como la Escuela Normal de la Generalidad que juntamente con las Escuelas de verano fomentaron una decidida mejora cualitativa de estas enseñanzas. Una decidida política de becas para que hombres y mujeres del magisterio puedan salir al extranjero a visitar escuelas y conocer experiencias renovadoras será uno de los rasgos distintivos y caracteristicos de esta política educativa del gobierno catalán. Una política que no es exclusiva del gobierno catalán ya que desde el gobierno central en los gobiernos de izquierda, también se favorecerá una mejora substancial de magisterio. Mejora que incidirá en una política de construcciones escolares, de formación de maestros, de incentivos económicos, etc.

Con el fracaso del alzamiento fascista en Cataluña empezara una etapa de revolución que en el campo de la enseñanza se concretará con la creación del Comité (bien pronto Consejo) de la Escuela Nueva Unificada (CENU) el 27 de julio que elaborara un proyecto escolar que podemos considerar revolucionario. Un proyecto que, desgraciadamente, se llevará a cabo parcialmente y en una situación anómala. Un proyecto que convendría estudiar mas a fondo para poderlo valorar en todas sus dimensiones. Las finalidades del CENU son por una parte establecer el nuevo régimen de escuela unificada que substituya a la escuela de tendencia confesional; Por otra parte actuar para que el nuevo régimen escolar esté inspirado en los principios racionalistas del trabajo, y asegurar que todo obrero pueda llegar desde la escuela primaria a los estudios mas superiores según su capacidad.

La obra del CENU se concretara en una notable ampliación de las plazas escolares y de las plantillas de maestros, en el fomento de las cantinas escolares; En la incorporación a la Generalidad de escuelas de tradición catalanista como las de la Asociación Protectora de la Enseñanza Catalana, el Ateneo Igualadino de la Clase Obrera o el Ateneo Obrero Martinense, etc. La acción educadora no se limitara a atender las escuelas que estaban en funcionamiento; es necesario destacar en este aspecto de voluntad de expansión de la alfabetización y de la cultura la creación del Servicio de enseñanza del catalán; del Servicio de Cultura al Frente y de las Milicias de Cultura.

La aplicación del proyecto de escuela única durante el periodo revolucionario, a partir de Julio de 1936, va ligado a una política de depuración de aquel magisterio mas conservador y contrario a la obra republicana. Se trata de una depuración minoritaria y que tiene un tono muy diferente de la que se producirá tres años después con la implantación del franquismo. El texto del Consejo de Cultura, Josep Tarradellas, deja bien claro cual es el espíritu y la voluntad de esta acción depuradora:

La depuración del personal docente, administrativo y subalterno fue realizada de una forma local y progresiva, es decir, que afecto a grupos de enseñanza sin vincular a ninguno el trabajo que era llevado a termino en los restantes. (...) Se partía de la base que "convenía exigir de este personal una adhesión absoluto a los principios que nuestras cartas políticas fundamentales señalan, con el fin de evitar que algunos elementos desafectos al régimen continuasen ocupando puestos importantísimos en la formación espiritual de nuestro pueblo o bien que, en sus actividades, dificultasen las normales actividades de los centros docentes.

El resultado de esta depuración fue que "la mayoría del personal continuo en los cargos que ocupaba anteriormente; otra parte fue jubilada con toda clase de notas favorables; algunos fueron trasladados; a otros les fue concedida la excedencia a disposición de la Consejería de Cultura. Los destituidos fueron una mínima parte; exclusivamente aquellos que habían tomado parte activa en las campañas contra el régimen republicano y autonómico o habían dificultado la actuación de los centros docentes que recogían el espíritu, ya antes del 19de julio".

El esfuerzo que se hará para atender la escuela y para escolarizar a los niños durante el tiempo de guerra será enorme. Incautados los colegios religiosos continuaran funcionando "rebautizados" con nombres bien significativos. Tanto la política de la Generalidad como la del gobierno central se orientara a atender al máximo de bien posible a los niños en edad escolar. Las palabras de Antonia Adroher, maestra y miembro del POUM y consejera de Cultura y Propaganda y delegada del CENU en la ciudad de Gerona dejan bien claro cuales eran los objetivos primordiales al estallar la Guerra Civil: "creamos nuevas cantinas, salas de higiene, material escolar moderno, sillas, armarios (...) La comida de los niños era lo mas sagrado. Tenia que ser buena y abundante. Y era necesario evitar que los alimentos faltaran en las cantinas".

Los escolares gerundenses bien pronto verán llegar a sus escuelas niños y niñas procedentes de otras poblaciones del Estado ya que el frente de guerra provocara el traslado de los niños en las zonas de guerra, algunos de ellos acompañados de sus propios maestros. Un ejemplo lo tenemos en la colonia escolar de niños refugiados del Roquer en el municipio de Arbucies. Procedentes del frente de Madrid llegan a Arbucies el mes de febrero del 1937 un grupo de 34 niños y niñas acompañados de su maestro Angel Vidal Sánchez.


La escuela franquista
La instauración del nuevo modelo educativo franquista comporta una ruptura con el modelo anterior. Es una ruptura querida y potenciada. Es el resultado de una Guerra Civil en la que hubo vencedores y vencidos.

A la hora de hablar de la escuela que se consolida con el nuevo régimen querría destacar algunos aspectos que la marcan y la condicionan, sobretodo durante las primeras décadas. Por una parte quiero subrayar la enorme e intensa depuración de sufre el colectivo del magisterio en Cataluña. Una depuración que es fruto de una clara voluntad de romper con el pasado y de asegurarse en la medida de lo posible, unos profesionales dóciles y adictos a la nueva ideología nacional católica.

 

La depuración
He hablado de intensidad en la depuración. No hay ninguna duda leyendo el texto del decreto de 8 de noviembre de 1936 firmado por el general Franco, entre otras cosas manifiesta:

El hecho de que durante varias décadas el Magisterio, en todos sus grados y cada vez con mas raras excepciones, haya estado influido y casi monopolizado por ideologías e instituciones disolventes, en abierta oposición con el genio y tradición nacional hace preciso que, en los momentos por que atravesamos, se lleve a cabo una revisión total y profunda en el personal de Instrucción Publica (...) extirpando así de raíz esas falsas doctrinas que con sus apóstoles han sido los principales factores de la trágica situación a que fue llevada nuestra patria.

Es una depuración "programada y de radical dureza" en palabras de Juan Manuel Fernández Soria y Carmen Agulló. Las palabras del ministro de Educación Saiz Rodríguez, en la clausura del curso organizado por el ministerio en Pamplona en junio de 1938 para la formación de la nueva España, así lo manifiesta:

En el Magisterio español y en todos los cuerpos del estado se esta procediendo a una depuración que pronto será regulada de un modo definitivo. No quiero mirar hacia el pasado, sino hacia el porvenir, y decir a los maestros españoles, que el régimen del porvenir, mientras yo regente la Educación Nacional, será un régimen de confianza, porque espero que el montón de muertos que tenemos ante nuestra vista, y la sangre derramada, bastaran para que aquellos que tuviesen un resto del error pasado en el fondo de sus conciencias, se incorporen llenos de entusiasmo a los nuevos dogmas de la patria. Esa experiencia trágica no la ha vivido España en vano, y el fundamental deber, el primero que tiene el Gobierno de España, es hacer que no sean infecundos en ningún terreno los sacrificios de nuestros muertos. Y yo no tengo la conciencia segura de que si hoy no arrancásemos con mano dura esa semilla silenciosamente arrojada en el surco, como dice Fernando de los Ríos, no podríamos tener la esperanza de una salvación definitiva para la patria. Y yo siento gravitar sobre mi conciencia esa responsabilidad, y por mi no ha de quedar, y yo creo que tampoco por vosotros.

Esta clara voluntad de que la represión sea dura y a fondo, también se manifiesta en el propio magisterio gerundense. Se pide justicia. Es la voz de los ganadores. Siete meses después de haber sido "liberada" la capital de la provincia. El Pirineo publicaba el siguiente texto:

A los que interesa mas que a nadie que la depuración sea rigurosa, es a nosotros, los Maestros. Hemos dicho rigurosa, eso es, justa!. (...) ¿Clemencia? Toda la que se quiera, dentro de la justicia. Pero es preciso evitar que nuestros niños sean educados por maestros indignos. ¿Compañeros? Si, compañeros de todos los Maestros españoles, pero no pueden serlo los que no sean dignos. Se ha dicho que las causas de la catástrofe que hemos padecido es de los Maestros nacionales. Hay que salir al paso de esta afirmación. Esto, en absoluto, no es verdad. Lo que había compañeros que no eran dignos; Que no debían ser compañeros nuestros, Esto es lo que hace falta, que no sean compañeros los que no merecen ser maestros de la Nueva España; de la verdadera España. A nosotros, mas que a nadie, por nuestro crédito, nos conviene que la depuración sea rigurosa. No nos quejemos de que sea así. Al contrario, es lo que deseamos y lo que pedimos...

Este texto de un maestro gerundense no tiene desperdicio. Su lenguaje es el típico de la literatura franquista de los primeros años. Se habla de los maestros de la "Nueva España" que, además, "es la verdadera". Queda clara la contraposición con la escuela republicana que es el resultado de la "vieja" España, la falsa!. Se habla de una depuración fundamentada en la justicia. La actuación de las comisiones depuradoras se ocupara bien pronto de demostrar que de justicia, nada; y si mucha arbitrariedad y subjetividad.

Las comisiones depuradoras se crearan por decreto del 8 de noviembre de 936 y tendrán diferentes categorías según cual sea el colectivo sobre el que han de actuar: profesorado universitario, profesorado de secundaria, maestros, etc. La Comisión, la que actúa en la provincia de Gerona, actúa en el ámbito del magisterio de primera enseñanza. Esta presidida por un director de instituto y forman parte un inspector de primera enseñanza, el presidente de la asociación de padres de familia y dos personas de la máxima solvencia moral. En el caso de Gerona estas dos personas serán substituidas bien pronto por dos falangistas. Es necesario decir que no se puede renunciar a formar parte de esta comisión.

A la comisión podían llegar todo tipo de denuncias que no era necesario justificar y que podían ser anónimas. Quien si estaba obligado a demostrar que las denuncias eran falsas o erróneas eran las personas denunciadas que tenían un termino de diez días hábiles para aportar la documentación justificativa. La impunidad de las denuncias que, en muchos casos no tenían mucho que ver con la profesión de la persona denunciada sino que eran debidas a las tensiones y vivencias de una lucha civil entre personas del mismo pueblo y que ahora, llegada la hora de la venganza, se dejaban sentir con fuerza. Además, el solo hecho que una persona pudiera ser acusada de inhibición con la sublevación es muy indicativa de la orientación que se daba a la depuración en general. Una depuración que, evidentemente, actuaba con carácter retroactivo.

La actitud inquisitorial y el clima nacional católico son bien claros en la documentación elaborada por la comisión depuradora. Los datos que se piden a los maestros acusados son los siguientes:
*Datos anteriores a julio de 1936.
¿A que partido político pertenecía?
Si no ha estado afiliado a ninguno. ¿por que partido político demostraba mayor simpatía?
¿Formaba parte activa en mítines, manifestaciones, etc.?
¿Acostumbraba a asistir a ellos, aunque no tomara parte activa en su organización?
¿Hacía actos de propaganda política? ¿Cuales?
¿Oía, ordinariamente, misa los domingos y comulgaba una vez al año?
¿Hacia alardes de irreligiosidad?
¿Pertenecía a alguna sindicación?
¿La propagaba?
¿Formaba parte de sus Comités o Juntas Directivas?
¿Estaba afiliado a algún partido separatista o catalanista? ¿A cual?
Sin estar afiliado, ¿demostraba simpatía por alguno? ¿Por cual?
Periódicos a que estaba suscrito o que mas leía.

*Durante el periodo de guerra.
¿Ha tomado parte en mítines, conferencias políticas, etc.? ¿En cuales?
¿A que sindicación ha pertenecido?
¿Ha formado parte de sus Comités o Juntas Directivas?
¿Ha enseñado contra la Religión, la Moral Cristiana o el amor a España?
¿Se le puede considerar adicto al Glorioso Movimiento Nacional?
¿Que hay de su vida publica, religiosa, patriótica, profesional, sindical, etc. Digna de notarse?

 

Concepto general:
El tipo de denuncias que llegan a la Comisión Depuradora son de toda clase y demuestran hasta que punto estas eran el resultado de un enfrentamiento entre miembros de una misma población -e incluso de una misma familia- y respondían a criterio que no tenían nada que ver con el trabajo de maestro.

En una pequeña población de la Garrotxa, cerca de la carretera de Gerona a Olot, el maestro es acusado con 10 cargos: El primero de ser simpatizante de Izquierda Republicana de Cataluña; el segundo de haber tomado parte en un mitin comunista; el tercero de hacer propaganda marxista en la escuela, comentando mítines y diarios de izquierdas; el cuarto de no asistir a misa dando mal ejemplo a los escolares; el quinto de ser subscriptor de la Humanidad y la Soli; El sexto de ser intimo y consejero del Presidente del Comité, interviniendo en las elecciones de febrero de 1936, borrando y cambiando nombres de las papeletas de derechas; El séptimo de obligar a la maestra a quemar los libros religiosos; el octavo de no enseñar el catecismo y marchar del pueblo el sábado y no volver hasta el lunes, faltando claramente de esta manera a su obligación de acompañar a los niños a misa los domingos; el noveno de practicar la coeducación en sentido revolucionario y el décimo de ser desafecto al Glorioso Movimiento Nacional. Aunque todas las acusaciones son desmentidas con documentos y argumentos este maestro será castigado con el traslado forzoso a una población mas pequeña, concretamente a la vecindad de Falgars!, a medio camino entre Hostalets d'en Bas y el Santuario de la Madre de Dios de Cabrera!, una vecindad sin luz, ni carretera, etc.

Un estudio a fondo de los libros de actas de la Comisión Depuradora y de los expedientes personales de los maestros depurados permite hacernos una idea cabal de la intensidad de la depuración y del nivel de represión y de la presión socio-política-religiosa que se vivía en nuestros pueblos. En la obra ya mencionada de Francisco Morente hay muchos ejemplos de los diferentes tipos de denuncias que llegan a la Comisión Depuradora. Nombro algunos como ejemplo. El rector de Pujarnol dice de la maestra de su pueblo que "se pasaba de roja, como casi todos los maestros", un texto que además demuestra una voluntad de culpabilizacion general del magisterio republicano. El maestro de la Vall d e Bianya es acusado por el rector de haber militado en Izquierda Catalana", la Guardia civil lo acusa de ser de "Izquierda Republicana" y otro cura de la población lo acusa de militar en el "Frente Popular" y de tener simpatías por el Estado catalán. Estos ejemplos también nos permiten ver como buena parte de los acusadores son las personas que tienen autoridad en los pueblos: el clérigo, la Guardia Civil, etc.

Tal como hemos dicho antes se trata de una depuración, la del magisterio, especialmente política. Una lectura de los principales cargos con que se acusa el magisterio así lo demuestra. Los cargos que se imputan con mas frecuencia son por orden de importancia: Ideología de izquierdas; actitudes contrarias a la causa nacional; militancia en organizaciones próximas a la República; Irreligiosidad o ateismo; Planteamientos pedagógicos inaceptables; nacionalismo o separatismo; incompetencia profesional; conducta privada inmoral; no solicitar el reingreso; Pertenecer a la masonería, etc.

 

Datos sobre depuración en Cataluña
Los datos generales sobre la depuración en el conjunto de Cataluña son muy elocuentes como para comprender que de lo que se trataba era de asegurarse, en el nuevo régimen político, un magisterio decapitado, sin sus lideres y dirigentes; de conseguir un magisterio atemorizado; Se quería tener un colectivo resignado y obediente sin ningún espíritu reivindicativo en ningún ámbito de la vida. De hecho las nuevas orientaciones que se inculcan al magisterio son muy claras:

Siendo los ricos justos y viviendo los pobres resignados con su suerte; siendo los patronos comprensivos con sus obreros y siendo los obreros dóciles, humanos y amables con sus patronos; siendo los hijos obedientes a sus padres y estos paternales y afables con sus hijos; estando los de abajo satisfechos con su suerte y si procuran mejorarla buscando ese mejoramiento en el trabajo, en la superación constante, y en el esfuerzo personal, será como podremos llegar a la transformación de España.

Son las palabras de uno de los profesores del curso que el Ministerio de Educación impartía a 400 maestros en Pamplona el mes de junio de 1938 para inculcar los nuevos valores de la nueva España.

Una España, y un magisterio que se habían de fundamentar en la obediencia y la sumisión. Los valores católicos de sumisión y resignación que se inculcaban favorecían una actitud acritica y pasiva respecto a la nueva sociedad; La inmersión de la escuela en la tradición católica "le haría reproducir aquellas cualidades tan útiles para el afianzamiento de la nueva situación social, y el Magisterio -incluido, claro esta, el depurado con sanción- estaba llamado, so riesgo de mas duras represalias, a favorecer su arraigo".

La depuración no será igual en las cuatro provincias catalanas Barcelona será la provincia donde esta será, en términos generales mas intensa; Después vendrá Gerona seguidas de Lérida y Tarragona. Con los datos conocidos, datos que hemos de considerar inferiores a la realidad por algunos fallos observados en la documentación estudiada, en el conjunto de Cataluña el 16,83% del magisterio es expulsado; esto quiere decir que 1 de cada 6 maestros es separado definitivamente de su colectivo profesional. La diferencia entre hombres y mujeres expulsados es muy notable; respecto a los hombres son un 23,6 del total del magisterio; por su parte las mujeres solo (?) son el 9,51%.

El magisterio gerundense expulsado es de 91 personas y representa el 15,99% del total de la provincia. Después de Barcelona con el 21,79%; Gerona es la provincia con el porcentaje mas alto; en Tarragona, es del 11,85% y en Lérida del 10,44%.

Esta es la sanción mas fuerte que se puede poner a una persona: la expulsión; hay otras, que en algunos casos llevaran al propio interesado a abandonar el magisterio. Si te castigan por un periodo de 5 años a ejercer de maestro en una población de fuera de Cataluña; una población siempre mas pequeña demográficamente que la estaba ejerciendo, y, además, te sancionan económicamente! No te fuerzan a buscarte la vida por otros caminos?

Entonces, el 22,34% del magisterio de Cataluña es trasladado forzosamente del lugar donde trabajaba. Un traslado que tiene diferentes grados de intensidad a) dentro de la misma provincia (5,75%); b) fuera de la provincia y dentro de Cataluña (2,42%) y fuera de Cataluña (14,11%). Los traslados forzosos fuera de Cataluña siempre han de ser a una provincia que no sea vecina con el Principado. 1 de cada 4,5 maestros es obligado a abandonar su población y trasladarse forzosamente, con todas las consecuencias familiares, económicas, sociales, etc. Que esto representa a una población mas pequeña.

En este tipo de sanción -el traslado forzoso en general- el magisterio gerundense es el que tiene el porcentaje más pequeño (6,86%) ¿Compensa el de las expulsiones que era muy elevado?. También es el que tiene el porcentaje más bajo de traslados forzosos fuera de Cataluña con el 1,66%, mientras que en Barcelona era del 23,28%, en Tarragona el 15,13% y en Lérida el 10%.

La suspensión de sueldo y trabajo afecta a 57 personas (3,45%); la diferencia entre hombres y mujeres es muy notable en este tipo de sanción: los hombres representan el 70,18% y las mujeres el 29,82%. En Gerona esta sanción afecta al 1,93% de todo el colectivo. La inhabilitación por ocupar cargos directivos y de confianza afecta a 262 personas (15,87%) del total del magisterio. En el caso de la provincia de Gerona afecta al 4,14% del magisterio. Se trata de una sanción que se aplica frecuentemente a maestros que ya han estado sancionados con otras sanciones. Hay que tener presente que el hecho de tener cargo directivo comportaba un complemento económico que iba muy bien en aquellos años que era una realidad la frase "pasar mas hambre que un maestro de escuela".

Estas son las sanciones que se aplican al magisterio de Cataluña. Sanciones que afectan a los maestros de la enseñanza primaria y que, a parte de la expulsión, tienen una variabilidad que oscila entre 1 y 5 años. No olvidemos que la voluntad -y la efectividad sancionadora- llegara también a la enseñanza secundaria, al profesorado de las Escuelas Normales, al alumnado de las Normales que estudio durante la etapa republicana y al profesorado universitario.

Por otra parte, hay que recordar que la depuración en el mundo de la enseñanza no afectara solamente a las personas. también se depuraran las bibliotecas escolares. Los libros de autores catalanes, de autores extranjeros importantes en el campo de la renovación pedagógica, de autores de novelas y de libros de lectura de signo liberal y republicano... son apartados de las bibliotecas escolares. Algún maestro gerundense puede mostrar, en la actualidad, una buena biblioteca de libros catalanes (escolares no) en su casa porque desobedeció la orden del director de la escuela de tirar y quemar estos libros durante los primeros años del franquismo.

 

El exilio
A estos datos que hablan por si solos, hemos de añadir los datos del exilio. Mejor dicho: de los exilios. Ciertamente que el exilio mas grande del magisterio republicano se produjo entre enero y febrero de 1939, a medida que Cataluña es ocupada por el ejercito franquista; este hecho provocara que muchos maestros, algunos significados desde el punto de vista político, otros desde el punto de vista sindical y otros desde el punto de vista profesional deciden pasar al otro lado de los Pirineos; otros marchaban simplemente por miedo y entraron en Francia a la expectativa de lo que pase. A este intenso y dramático exilio se añadirá, durante la primera década franquista, un lento goteo de maestros que no pueden soportar la presión sociopolítica y que deciden marchar.

Marcharan personas que tienen miedo por haber defendido ideales nacionalistas y republicanos y personas que eran militantes en partidos y que se habían significado públicamente, algunos en defensa de la República, otros en acciones de transformación revolucionaria de la sociedad. Algunos de estos marcharon, desde Francia a América donde encontraron trabajo en el campo de la escuela primaria y secundaria. Otros marcharon no por haberse significado públicamente sino por no poder aguantar el nuevo clima sociopolítico. Este ultimo caso es, por ejemplo, el de la maestra Maria Baro que es trasladada forzosamente desde Albons a Beget! (en aquellos tiempos una población sin luz ni agua ni carretera ni...) y que decide, el 1942, marchar hacia la Argentina, donde se encontrara con su marido militante comunista al cabo de 16 años!

El estudio del exilio de los maestros de Cataluña esta hecho; aunque continua siendo un estudio abierto ya que no habiendo datos oficiales se ha hecho sobretodo a partir de las aportaciones y de la documentación aportada por los propios protagonistas. En estos momentos, a la entrada del 2000, la cifra de maestros conocidos exiliados es de 422 personas, cifra que representa el 10% del magisterio catalán!. La proporción entre hombres y mujeres exiliados es de 72% y 28% respectivamente. Se trata de un dato bien significativo. Si lo añadimos a los datos expuestos anteriormente sobre la depuración, hemos de hablar de la existencia de un colectivo decapitado y sancionado a fondo; de un colectivo atemorizado, por otra parte, como la mayoría de los colectivos y de la gente del país!

Hablando de exilio hemos de tener presente, por otra parte, aquellas personas que en la etapa de la República en paz, se dedicaron a la enseñanza, sobretodo en los colegios congregacionistas y que deberán marchar el verano y el otoño de 1936 a causa de la revolución que impera en Cataluña. Es un exilio que esta por estudiar, pero esta claro que ha de marchar a resultas de la situación de violencia que se establece en Cataluña a consecuencia de la sublevación fascista. En estos mismos días Rubén Doll ha hecho una aportación sobre el primer exilio. según lo que expone, muchos religiosos y religiosas fueron a Italia, a la zona de Génova. De todas maneras se ha de estudiar el tema en profundidad.

Con los últimos datos estudiados se confirma entre el magisterio exiliado la presencia de vínculos familiares. Supera el 10% el numero de maestros y maestras que son hermanos. Entre estos destacan los Artola; se trata de una estirpe de maestros casados con maestras. Llega al 11% el numero de maestros exiliados que tienen parentesco marido-mujer. Se amplia hasta 9 la nomina de maestros muertos en la cámara de gas, en los campos de concentración alemanes, Respecto a los lugares de destinación del exilio las destinaciones principales son Francia y la URRS, en Europa, Méjico y Venezuela en América.

El magisterio de Cataluña exiliado es, a grandes rasgos, un colectivo renovador desde el punto de vista pedagógico. La mayoría son hombres y mujeres formados en las Escuelas Normales de las provincias catalanas que han recibido la influencia de profesores bien preparados y de una calidad humana notable, que han influido en el alumnado no solo desde el punto de vista científico sino también humano. Algunos de estos profesores han recibido la influencia de la Institución Libre de Enseñanza durante su estancia en la Escuela Superior del Magisterio, en Madrid. La ILE promulgaba una enseñanza laica, respetuosa, tolerante, activa y científica. Cassià Costal, Silvestre Santaló, Pepita Uriz, Jesús Sanz, Josep Pinyol, etc. Son nombres propios que han incidido en la formación de este magisterio que se esforzará por una nueva escuela y una nueva sociedad, en el marco de la República. Ya hemos hablado anteriormente.

Muchos de estos exiliados continuaron su labor educativa primero en el campo de concentración y después en los países que los acogieron, tanto en la Unión Soviética como en América, de forma especial en Méjico, Venezuela y Cuba. En América difundirán, en general, el modelo escolar republicano y, en algunos casos, muy concretos la metodología Freinet gracias a nombres como Redondo, Tapia, etc.

De todas formas la situación de exilio es dura y en algunos casos la sensación de haber estado abandonados a la propia suerte se hace patente entre el colectivo de los enseñantes. En las entrevistas personales que he tenido ocasión de hacer, mas de un entrevistado me ha reconocido que, al ser de la "baja extracción" no habían tenido ayudas económicas; que al no ser militantes de partido o no ser intelectuales reconocidos lo habían pasado muy mal y habían tenido que espabilarse como pudieran.

En el ámbito de los países Catalanes la información que tenemos sobre depuraciones y exilio del magisterio es irregular. Referente a las Islas el periodista Santiago Miro ha tenido acceso a la documentación de la Comisión Depuradora de Mallorca, en esta documentación no hay ninguna referencia al exilio. Seguro que tratándose de una isla las posibilidades reales de huir de la persecución franquista fueron muchas menos que desde el Principado, con muchos kilómetros de frontera con Francia. De los pocos maestros que trabajaban en las islas y que, al estallar el levantamiento fascista estaban en la península, la información conocida hasta ahora es la de aquellos que se declararon adictos a la sublevación o que se defienden delante de la Comisión Depuradora de las acusaciones de izquierdismo. convendría esclarecer que paso con aquellos, pocos, que se encontraban en viaje de estudios fuera de España.

La documentación de Mallorca nos ofrece un ejemplo del rigor extremo de actuación de la Comisión Depuradora que llega a castigar a uno de los propios miembros de la Comisión! Se trata del gerundense Lluis M. Mestras, secretario de la Comisión Depuradora de las Baleares que es acusado de "desacato" y de defender ideas separatistas y encarcelado del 1 al 24 de diciembre de 1936.

Referente al País Valenciano sabemos que 21 maestros de la provincia de Valencia (9 mujeres y 12 hombres) se han de exiliar. Para saber mas seria necesario tener presente lo que explica Pierre Marqués en su libro Los niños españoles refugiados en Francia (1936-1939) cuando manifiesta que Valencia, Alicante y Cataluña acogieron muchas colonias de niños y niñas refugiados, a menudo acompañados por sus maestros, sobretodo mujeres ya que los hombres estaban en el frente. Si tenemos presente que una parte de estas colonias entraron en Francia huyendo de la presión del ejercito franquista hemos de pensar que algunos de estos maestros se quedaron en el exilio.

Hemos hablado de depuración en la época republicana y, ahora, en el franquismo. De todas formas hay que estar alerta porque no podemos valorarlas por igual. Hay una diferencia substancial que diversos autores han puesto de relieve. La depuración franquista aunque abraza todos los niveles de la administración publica (municipios, diputaciones, etc.) pondrá especial énfasis en el magisterio ya que lo considera juntamente con el profesorado de secundaria y el universitario uno de los principales colectivos responsables de la desastrosa situación republicana que hacia inevitable el alzamiento militar. Este es un rasgo distintivo de la depuración franquista en el magisterio que la distingue tanto de la depuración efectuada en otros colectivos como de la depuración efectuada por la República.

 

Una escuela nacional católica
El vacío dejado por los maestros exiliados, expulsado, muertos, etc. Es llenado rápidamente por otros que son escogidos, sobretodo en los primeros momentos, con criterios mucho mas políticos que pedagógicos. La convocatoria para la provisión de plazas del 25 de marzo de 1939 deja bien claro cuales son los motivos preferentes para la adjudicación de plazas:

1. Ser mutilado como consecuencia de la actual guerra, siempre que la mutilación no imposibilite el ejercicio de la enseñanza.
2. Ser herido en la actual campaña, siendo preferido, dentro de este orden, el que mayor numero de heridas demuestre haber sufrido.
3. Haber prestado servicios militares, como combatiente, en la actual guerra.
4. haber sufrido vejámenes graves en la persona del solicitante, por parte de los rojos.
5. Ser familiar de un muerto o mutilado en esta campaña hasta el segundo grado de parentesco por consanguinidad o afinidad. Dentro de este orden se prefiere el que haya perdido mayor numero de familiares.
6. Dentro de los mismos grados de parentesco, haber perdido mayor numero de familiares por asesinato de los rojos o a consecuencia de su barbarie.
7. Tener actualmente prisionero o mutilado por los rojos, algún familiar, dentro del parentesco señalado.

No cuesta mucho imaginarse el talante de estos nuevos maestros que se habían visto afectados directamente en su vida familiar por la Guerra Civil. Si además, tenemos presente que en todas las capitales provinciales se hace un curso obligatorio de orientación y perfeccionamiento para los maestros en ejercicio con la finalidad de inculcar los nuevos valores de la España franquista, en un país que acaba de sufrir una Guerra Civil de tres años, ya podemos intuir como será la escuela pública durante las primeras décadas de la dictadura.

Durante dos semanas y agrupados en tres bloques temáticos (religioso; educativo-formativo; político-cívico) el magisterio gerundense, igual que el magisterio de las demás provincias de Cataluña, es adoctrinado intensamente en el nacional-catolicismo. "Falsedad de los principios básicos de la "Nueva Educación" (haciendo referencia al movimiento de la Escuela Activa), "como despertar el Catolicismo en la Escuela", "Héroes y figuras de nuestra Cruzada", "Jesucristo, ejemplar perfecto del maestro cristiano", etc. Son algunos de los títulos más significativos de las lecciones que se imparten en el magisterio gerundense.

Además de estos maestros escogidos con criterios totalmente políticos, recordemos que el 26 de enero de 1940 el Ministerio de Educación Nacional convocara concurso para proveer 4000 plazas de maestro entre los oficiales provisionales, de complementos y honoríficos del ejercito en todas partes del Estado Español, unos meses después una nueva orden autorizara a los maestros excombatientes de la División Azul a solicitar plaza como propietarios provisionales, etc. Entre los que se han ido, los expulsados, los sancionados...y los nuevos que llegan fruto de la victoria ya podemos hacernos una idea de como es el colectivo del magisterio durante el primer franquismo. Y que enormes diferencias hay con el magisterio republicano.

Ciertamente que también hubo un grupo pequeño, muy pequeño, de maestros -hombres y mujeres- que en este nuevo clima, totalmente adverso, intentaron mantener un mínimo de calidad docente y que, sin decirlo, intentaron continuar aplicando aquellas metodologías que habían aprendido años antes. Pero serán una minoría que hemos de valorar en todo lo que quería decir esto durante el franquismo mas duro, pero minoría al fin y al cabo.

Durante estos primeros años no habrá planteamientos ni debates pedagógicos. Solo con motivo de la implantación de la nueva ley de educación de 1945 se celebraron encuentros comarcales de maestros, convocados y presididos por la Inspección, para informar de esta ley y la manera de implantarla. Una ley que, por cierto, dejaba la enseñanza en manos de la iniciativa privada y, en especial, de la Iglesia católica.

Con el franquismo se rompe queriendo el modelo republicano. Se instala el miedo, la ignorancia, la censura, el aislamiento, el rechazo a las aportaciones que vienen del extranjero, se liquida la tradición política y asociacionista. Se liquida el modelo de escuela publica de los años republicanos; el de la escuela unificada. Nace y se consolida una escuela en la antitesis de esta: integrista desde el punto de vista religioso; Una escuela basada en la autoridad, la jerarquía, el patriotismo, mas preocupada por tener un magisterio sumiso y obediente antes que bien preparado y engrescado por el trabajo. El Inspector en jefe de Gerona lo dice con claridad, se trata de tener maestros que sean mas "santos que sabios"! Un magisterio que, no lo olvidemos, vive en una sociedad donde el hambre, la pobreza y la miseria están bien presentes.

En el documento elaborado con motivo de la exaltación de la escuela cristiana del mes de julio de 1939 podemos leer:

La victoria de España ha sido, esencialmente, la de la Cruz. Nuestra guerra se llamo cruzada contra el enemigo de la verdad en este siglo, y su digno remate ha sido la nueva invención de la Santa Cruz que España ha realizado para Occidente. A la sombra de la Cruz duermen nuestros gloriosos caídos. Cruces de honor brillan en el pecho de nuestros héroes; pero la mejor laureada de nuestra patria ha sido esta Cruz que el caudillo ha concedido a todas las escuelas nacionales. En ellas ha sido restaurada la santa enseña, que hizo reinar nuestra tradición secular y que ilumino el prestigio de la educación, del saber y de la ciencia española, hasta que la proscribió el materialismo bárbaro y laico del marxismo ateo, so pretexto de una libertad que solo se halla en la verdad, que nos hace libres.

Una escuela, por otra parte, que el Estado deja en manos de la Iglesia. Las congregaciones religiosas, masculinas y femeninas, que tuvieron que marchar durante el periodo de revuelta, una vez estallada la Guerra Civil, vuelven a abrir sus centros y vuelven con sentimientos de victoria. Respecto a la escolarización en el ambito de la escuela privada el predominio de la escuela congregacionista por encima de la no congregacionista es abrumador. Dentro del campo de la escuela religiosa hay que destacar el predominio de la escuela femenina por encima de la masculina. Las escuelas privadas religiosas estarán implantadas en todas las capitales de las comarcas gerundenses y en la zona costera del Baix Emporda y de la Selva donde hay las poblaciones importantes como Blanes, Lloret, Palamós, Sant Feliu de Guíxols, etc.

El año 1940 19 instituciones religiosas (masculinas y femeninas) establecidas en la provincia de Gerona, con un total de 71 colegios. Repartidos por comarcas: Gerundense 19, Garrotxa 12, Selva y Alt Emporda 11, Baix Emporda 10, Ripollés 5, Cerdanya 2, Osona 1.

Al lado de la escuela congregacionista no hemos de olvidar la presencia de una escuela privada no religiosa, las academias, así como otra presencia muy desigual que en la Circular de la Inspección de Enseñanza Primaria tiene diferentes nombres: Escuela ilegal, clandestina, no autorizada, etc. sin olvidar, además la existencia de los llamados "maestros de secano": Personas que sin tener el titulo de maestro hacían escuela en casas de campo a cambio de algún dinero o de comida.

La presión nacional católica es muy fuerte y la vida escolar esta impregnada de actos y celebraciones religiosas. Desde la celebración de los primeros viernes de mes y del mes de Maria, pasando por la asistencia a las procesiones y los vía crucis que se hacían en las ciudades mas importantes de la provincia hasta la celebración de fiestas como el Domund, el día del Seminario, etc. Los libros de actas de las escuelas están llenos de ejemplos que confirman esta realidad.

El bachillerato quedara en manos privadas. Se suprimen 50 centros; desde el 1939 hasta finales de la década de los 60 solo se crean 10 institutos en todo el Estado. La enseñanza secundaria estaba en manos de la enseñanza privada, religiosa o no. El año 1949 el 70% del alumnado del bachillerato procede de colegios religiosos; solamente el 21% estudia en institutos.

Dado que la enseñanza esta en manos privadas aparecerán, sobretodo en Barcelona, las escuelas de piso y las academias privadas. Algunas serán pura y simplemente un negocio: Con disciplina, enseñanza memorística, etc. En algunas de estas academias mas grandes encontraban trabajo algunos maestros exiliados que han decidido volver en la década de los cincuenta y sesenta. También habrá algunas de estas escuelas, pocas, sobretodo entre la burguesía barcelonesa que pronto procuraran retomar el espíritu renovador de la escuela republicana. Con la llegada de las oleadas migratorias, sobretodo en Barcelona, aparecerán algunas escuelas parroquiales que dirigidas por curas y laicos comprometidos intentaran paliar la falta de escuelas oficiales.

Durante el primer franquismo se educara en consonancia con los valores predicados por la Iglesia católica. De hecho en las escuelas se controlara que se vista con decencia, tanto los maestros -hombres y mujeres- como el alumnado. Los modelos femeninos en la escuela, según las editoriales de la Circular de la Inspección de primera Enseñanza de Gerona son: la Virgen Maria, modelo a imitar como madre; La reina Isabel la católica que con su marido fueron los forjadores "del mundo hispánico y de la unidad nacional", Santa Teresa de Jesús de la que se pone de relieve "su temple varonil dentro de una verdadera femineidad, su simpatía, su alegría y su caridad ilimitada" entre otras.

Con la llegada del turismo, años después, así como con las migraciones interiores y las exteriores hacia diferentes países europeos; con la crisis en muchos colegios religiosos masculinos y femeninos fruto del Concilio Vaticano II, etc. El mundo de la escuela y de la educación empezara a cambiar. El nacimiento, el 1965, de Rosa Sensat y su labor de formación en el campo de la renovación pedagógica con la voluntad de entroncar con una tradición renovadora (republicana y nacionalista) que nos habían escondido puede considerarse como un punto de inflexión en la historia de la escuela durante el régimen franquista.

 

Conclusion
El modelo de escuela republicana y el franquista no tienen nada que ver. Se trata de dos modelos bien diferentes. El primero no tuvo mucho tiempo para consolidarse; Las experiencias más innovadoras y revolucionarias se vivieron en tiempos anómalos: durante la Guerra Civil. El modelo franquista, impuesto después de una victoria militar, duro muchos años, aunque siempre hubo intentos minoritarios de mantener un modelo republicano.

La voluntad de ruptura con el modelo republicano es muy clara, desde el primer momento, en los gobernantes franquistas. Un medio para conseguirlo fue la depuración -a fondo- del magisterio porque era considerado uno de los principales culpables del "desastre" republicano. El magisterio republicano con sus enseñanzas rompe con la tradición católica y conservadora de la España tradicional y autentica, según los gobernantes franquistas, y por eso hay que depurarlo fuertemente.

Una depuración que afectara a muchas personas con intensidad diferente y que, además, producirá en el colectivo un estado de animo de derrota, miedo y derrota que no permitirá una reanimación hasta pasados muchos años.

Si a esta situación le añadimos el hecho del exilio de muchos de sus hombres y mujeres mas comprometidos política, social y pedagógicamente podemos imaginarnos que magisterio queda, Y podemos preguntarnos donde estaríamos ahora, desde el punto de vista educativo, si esta ruptura no se hubiera dado.

 

Tornar a pàgina principal